voy a ser tía como ser la mejor tía para tus sobrinos
| | | |

Voy a ser tía!!!!

Carta de una tía para su primer sobrino

¡Me acabo de enterar de que voy a ser tía! ¡Tengo ganas de llorar de felicidad, de gritárselo a todo el mundo!! Pero aún es pronto y sólo lo sabemos unos pocos (la familia directa).

Creo que voy a vivir este embarazo como si fuera mío, ¡o peor! Es como una nueva oportunidad, una nueva relación de amor fraternal elevado al mil y mezclado con el sentimiento de maternidad que ya conozco…

Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas

Pienso querer a ese bebé como si fuera mío, quiero ser la guía a la que siempre pueda acudir, quiero ser la segunda opción, quiero que mis hijos compartan con él esa sensación de serlo todo, de ser los mejores amigos. Quiero ser la Tita que mi tía fue conmigo (te adoro tita, allá donde estés)…

Querido futuro bebé: bienvenido al mundo. Has de saber que, desde este mismo momento, haré todo lo que esté en mi mano para que tu travesía por este mundo loco sea todo lo agradable y positiva posible. Cuenta con mi apoyo SIEMPRE, para lo bueno y lo malo.

Hijo-hermano: ¡aún no eres ni una lenteja y yo ya te adoro!!

Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas
Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas
Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas

¿Qué se siente al ser tía por primera vez?

Lo mejor de ser tía es que no hay presión.

Como tía, tienes la oportunidad de experimentar la diversión, la risa y el amor de un niño y puedes formar parte de la familia sin tener que pasar por los retos de ser madre o renunciar a tu propia libertad.

Puedes disfrutar de la relación con tu sobrino o sobrina, mimarlos mucho y devolvérselo a sus padres cuando te hayas cansado, sin sentirte culpable.

Para algunos de nosotros, ser tía es un compromiso de por vida. Para otros, puede ser un título nuevo. En cualquier caso, no se trata sólo de una etiqueta, sino de una relación importante.

Como tía, tienes el poder de influir en la forma en que tus sobrinos se ven a sí mismos y al mundo que les rodea. Aquí tienes algunas ideas sobre cómo puedes utilizar ese poder para el bien:

Cuando el bebé de mi hermana empezó a crecer, me encontré buscando formas de participar en su vida como tía. Quería celebrar cada momento con mi hermana, desde su embarazo hasta su nueva vida como madre.

Cómo ser una tía estupenda para tus sobrinos

Deberías ser la mejor tía del mundo. Porque, ¿sabes qué? Puedes serlo. No hay reglas para ser una tía estupenda, pero estos consejos te servirán para saber cómo tratar a tus sobrinos y convertirte en su tía favorita:

  1. Estate ahí para ellos. Cuando te conviertes en tía, obtienes un nuevo nivel de acceso a la vida de tus sobrinos. Ahora puedes mostrarles un mundo fuera de las normas y expectativas de sus padres.
  2. Interésate por su vida. No te limites a aparecer en su cumpleaños con regalos. Pregúntales qué les interesa ahora mismo, ya sea el próximo estreno de una película o el lanzamiento de un nuevo videojuego. Mejor aún, elige algo que te interese y que no conozcan, y compártelo con ellos. Ambos aprenderéis algo nuevo.
  3. Implícate en la vida de tu hermana o hermano como nueva madre. Ayuda cuando puedas. Puede que tu hermana esté pasando por un divorcio o que tu hermano acabe de perder su trabajo. Intenta estar en contacto con ellos y ver si necesitan algo, o incluso si sólo quieren hablar con alguien.
  4. Visítalos. Muchos niños tienen muchos tíos y tías, pero no todos están en sus vidas de forma regular. Tú puedes ser diferente y asegurarte de que formas parte de la vida de tus sobrinos. Empieza por verlos siempre que puedas. Ve a las fiestas de cumpleaños, a las graduaciones y a otros acontecimientos importantes (e incluso a las pequeñas cosas, como las obras de teatro del colegio). Si viven lejos o en la otra punta del país, intenta visitarlos una o dos veces al año.
  5. Envía regalos. A los niños les encanta recibir regalos, sobre todo cuando son totalmente inesperados y vienen de alguien a quien quieren mucho, como la tía. Envíales cosas durante todo el año -libros para los cumpleaños, ropa para Navidad, pequeños juguetes cuando pienses en ellos- y hazles saber lo mucho que les quieres.
  6. Sé tú mismo. Asegúrate de que tus sobrinos sepan quién eres como persona y de dónde vienes. Comparte con ellos anécdotas familiares; cuéntales tu infancia y cómo eran sus padres de pequeños.
  7. Sé el recurso al que acudan siempre. Hazles saber que siempre vas a estar disponible para ellos. Si tienen preguntas sobre viajes, carreras, relaciones o cualquier otro reto al que se enfrenten, puedes ser la persona a la que acudan en busca de consejo y apoyo. Eso no significa que tengas que ser un experto en todas esas cosas -nadie lo es-, pero sí que tienes que saber a quién dirigirse cuando acudan a ti con una pregunta.
  8. Puedes ser su modelo. No tienes que ser perfecto, ni mucho menos, pero si eres capaz de mostrar a tus sobrinos cómo navegar por el mundo de la edad adulta con gracia y determinación, apreciarán tener un ejemplo que puedan seguir.
  9. Sé su confidente. Mantén las líneas de comunicación abiertas. Deja claro que siempre pueden acudir a ti con preguntas o preocupaciones, incluso si se trata de algo pequeño como dónde conseguir las mejores magdalenas de la ciudad. Y siempre responde para que sientan que su tía está de su lado y que siempre tendrá tiempo para ellos.

Como tía, tu trabajo consistirá en asegurarte de que tus sobrinos sepan que les cubres las espaldas, incluso cuando sus padres no lo hagan. Serás la «tía guay», la que les presenta todas las cosas guays (no necesariamente todas a la vez). Serás la persona a la que acudir para las primeras veces. Serás un hombro en el que llorar. Y en algunos lugares, puede que incluso seas como una segunda madre. Es mucha responsabilidad, pero espero que este artículo te ayude a estar a la altura de las circunstancias y que les des a los niños un modelo de lo que puede ser una tía increíble para que ellos también lo sean cuando les toque.

¿Qué es lo que más te gusta de ser tía? ¡Cuéntamelo en comentarios!

Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas
Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas
Madre y Blogger: Embarazo, maternidad, fiestas infantiles, crianza, planes para niños, recetas

Publicaciones Similares

3 comentarios

  1. Enhorabuena!
    Un sobrino/a es muy especial. Los míos son como si fueran también hijos míos. Los quiero, los adoro y es recíproco 🙂
    Es un sentimiento muy bonito. Yo viví «a tope» los embarazos de mi hermana. Fue una experiencia muy bonita. Seguro que para ti también lo será.

    Besos y felicidades, de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.