La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

Antes de tener hijos, nunca me preocupé sobre la protección solar que utilizaba. La que me vendiesen en el súper con SPF 50 me parecía bien. (Mejor no hablamos de cuando eso ni siquiera me importaba y usaba Nívea con Betadine…)

La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

Cuando nació mi hijo mayor, descubrí que existían cremas solares físicas (minerales) y químicas. Y que, por supuesto, había que elegirla con cuidado porque también contenían nanoparticulas que eran absorbidas por nuestra piel.

Especialmente, con bebés y niños pequeños cuya piel es muy fina, todos los tóxicos y químicos presentes en su crema, son absorbidos por su organismo… Los químicos de las protecciones solares se han encontrado en muestras de orina, de sangre y de leche materna… también en el líquido amniótico. ¿Terrorífico, no?

¿Cómo elegir el mejor protector solar para niños en 2021?

La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

Para ayudarte a elegir la mejor crema solar para bebés, niños y todos los miembros de la familia, vamos a explicarte la importancia de descartar los filtros químicos de nuestra bolsa de la playa, y a enseñarte alternativas para proteger nuestra piel y nuestra salud mientras disfrutamos de un verano seguro sin molestas quemaduras que nos impidan exponernos al sol tanto como queremos.

¿Qué son y cómo funcionan los filtros químicos?

Estos son los filtros de siempre, a los que estamos acostumbrados. Los SPF 30-50 que encuentras en cualquier tienda.

Funcionan al reaccionar con nuestra piel, por eso hay que aplicarlos media hora antes de la exposición solar. El sol penetra en nuestra piel, por lo que tenemos más calor.

Es verdad que tienen una gran ventaja: se extienden súper bien, quedan transparentes en la piel, y huelen genial.

Y, aunque se anuncien como resistentes al agua, en realidad no lo son y por eso siempre indican que debes repetir su aplicación al salir del agua: en cuanto nos mojamos, vemos como el agua a nuestro alrededor empieza a ensuciarse. Esto daña las aguas, y la fauna y flora marinas.

¿Sabías que las cremas solares son grandes responsables del deterioro de la Gran Barrera de Coral? Países como Hawaii y México han prohibido las protecciones solares químicas por esta misma razón. Hay pocas cremas solares 100% físicas que se permiten usar, una de ellas es la Sunscreen de Ringana.

La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

¿Qué son y cómo funcionan los filtros físicos?

Los filtros físicos, también llamados minerales, tienen efecto inmediato y forman una barrera en tu piel que hace que los rayos del Sol reboten. Te protegen desde fuera.

No dejan restos en nuestro organismo porque no se absorben por la piel, además, el Sol no penetra por lo que tenemos menor sensación de calor.

La desventaja de una crema solar 100% física es que cuesta más extenderla, es blanca y muy untuosa. Hay que trabajar un poquito más en su aplicación.

¿Lo mejor? Que gracias a esto, se adhiere súper bien a la piel y son muy resistentes al agua.

La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

El Factor de Protección Solar (FPS o SPF)

Los filtros químicos tienen un factor de protección elevado (30-50), en cambio los físicos tiene un factor más bajo (20-30).

¿Debería de preocuparnos? ¡Yo siempre he usado protección 50!

Para entender estos números vamos a explicar dos cosas: el tiempo de exposición y el porcentaje de filtrado de rayos UVB y UVA.

Un FPS 50 filtra un 98% de rayos UVB y UVA. Un FPS 20 filtra un 95% de estos rayos. Un FPS 30, un 97%. La diferencia es mínima como para ser significativa.

El número también nos indica el tiempo que podemos estar protegidos al sol sin quemarnos. Tenemos que multiplicar el número por el tiempo que nuestra piel resiste la exposición solar sin ningún tipo de crema.

Es decir, mi piel aguanta unos 20 minutos al sol sin quemarse. Entonces, un SPF50 me protegería 1000 minutos (50×20), o unas 16 horas de exposición solar. Una SPF20, me cubriría durante unas 6 horas.

La realidad es que, en la práctica, esto no es real porque los filtros químicos no son resistentes al agua, ni al sudor, ni al roce. Así que tienes que repetir su aplicación varías veces durante el día. O, en el caso de los niños que se pasan horas en el agua, deberías reaplicarla con frecuencia para evitar que se quemen.

Con una crema de protección física, con un FPS menor, estarían más tiempo protegidos porque no se les iría con el agua.

La importancia de un buen protector solar para bebés y niños

Cuidado: No todas las cremas con protección 100% física o mineral son buenas

En el mercado existen muy pocas cremas con una protección 100% física y sin aditivos sintéticos. La gran mayoría llevan sustancias tóxicas como las nanopartículas (su uso está desaconsejado por la UE) que ayudan a que la crema se extienda mejor, pero hay que recordar que esas sustancias son absorbidas por la delicada piel de nuestros hijos. Tenemos que elegirlas con cuidado.

Protectores solares sin tóxicos: La mejor elección para cuidar a tu familia este verano

A mi, personalmente, me encanta la crema solar con filtro físico Sunscreen de Ringana. Es perfecta para toda la familia y me aseguro de proteger nuestra piel durante todo el verano. Con la tranquilidad de estar cuidando nuestro organismo y también el medio ambiente. ¡Queremos disfrutar de nuestras magníficas playas durante muchos muchos muchos años más!

Respondemos vuestras dudas:

¿Cuáles son las mejores cremas solares para bebés?

La piel de los bebés es muy fina y absorbe todo lo que se le aplica, llevándolo a capas muy profundas y asimilándolo en su organismo.

Se recomienda no exponer a los bebés al sol durante sus primeros 6 meses de vida, pero esto es muy difícil en un país como España, y más cuando tienes otros hijos. ¡No puedes mantenerles en casa!

Lo mejor, es procurar mantener al bebé en la sombra, y utilizar barreras físicas para bloquear el sol: gorros, ropa con bloqueador solar, etc.

Incluso así, a veces no es suficiente. Si necesitas usar una crema solar para bebés, lo ideal es que busques una 100% mineral, natural y sin nanopartículas ni aditivos sintéticos.

Existen varias cremas solares para bebés que cumplen estas premisas (aunque no muchas, y aunque se anuncien como minerales, en realidad sí incorporan sustancias químicas).

A mí me encanta la crema solar mineral de Ringana, pues es 100% física y no utilizan perfumes ni ingredientes perjudiciales para la delicada piel de mi bebé.

¿Qué bloqueador es bueno para un bebé?

Como ya hemos visto, lo mejor es utilizar un bloqueador solar físico, mineral y lo más natural posible para proteger la piel y la salud de nuestro bebé.

¿Cuándo se le puede poner protector solar a un bebé?

Lo ideal es evitar la exposición solar directa de la piel del bebé durante, al menos, los primeros 6 meses de vida, o incluso más.

Pero en condiciones climáticas en las que no es posible mantenerle todo el rato a la sombra, opta por una crema solar física 100% natural.

¿Cuál es la mejor crema solar para bebes con piel atópica?

Los que sufrimos de una piel atópica, sabemos lo difícil que es y lo cuidadosos que debemos de ser con los productos que utilizamos.

No hay nada más desagradable que llegar a la casa de la playa y sufrir un brote de dermatitis atópica gracias a la cal del agua.

Para evitar o minimizar la irritación de la piel de nuestros bebés, se recomienda eliminar o limitar las sustancias tóxicas y sintéticas que puedan alterar el equilibrio de la piel.

La mejor crema solar para pieles atópicas tiene que, no sólo protegernos durante la exposición solar, sino también hidratar, tratar y proteger nuestras células. Y, después de haber estado expuestos al sol, fortalecer y mimar la piel del bebé con un buen aftersun.

Conclusión: El mejor protector solar 2021 para toda la familia

En mi bolsa de playa nunca faltan el dúo de crema solar y aftersun de Ringana para cuidar la piel sensible de toda mi familia.

Hasta que la descubrí, llevaba mil productos encima: la crema solar para el bebé, la mía, la del papi… Porque lo que iba bien a unos, no funcionaba para otros.

Lo mejor de la crema solar mineral de Ringana es que es apta para todo tipo de pieles, desde las más sensibles hasta las más duras. Sólo utiliza filtros físicos pero, a diferencia de otras cremas solares parecidas, no deja rastro blanco y se absorbe muy bien.

¡Soy fan absoluta y creedme cuando os digo que he probado todas las protecciones minerales del mercado hasta dar con esta!

Deja un comentario