El papi: gran olvidado

¡¡Recordad que seguimos de sorteo!!

El papi: El gran olvidado en www.madreyblogger.com

Si mirásemos la maternidad desde el punto de vista del padre, veríamos que, desde el momento en que la mujer se queda embarazada, todo el mundo la cuida más, y le medio obliga a él a cuidarla también (¡como si no lo hiciera ya!). Nadie recomienda al papi lo de dormir más, sólo a la mamá; nadie se preocupa por cómo se siente, ni por si se está cuidando o preparándose para el gran día… Quizá la única pregunta que se les hace es la de: «¿estás asustado, a que sí?». Pues claro que están asustados, ¡exactamente igual que las mamis!

Desde un primer momento quedan relegados a algo inferior de lo que solían ser: la mitad de la pareja. Pasan de ser un 50% de algo a ser como mucho un 40%…

Pero lo peor llega cuando nace el bebé. De repente actúa el instinto más primitivo de una madre: el de proporcionar confort a su bebé. Y todo lo demás se convierte en no-prioritario, incluido el papi.

Por favor, papás: tratad de entenderlo, no se trata de que no os quieran, ni de que les importéis menos.

Simplemente es un instinto animal, de protección, de supervivencia, de dependencia mutua… Todo lo demás cobra una importancia nueva y distinta, incluidas ellas mismas, para el resto de sus vidas. No sé lo que ocurre en el interior de la cabecita de un padre, pero el cambio en la percepción del mundo de una madre es tan brutal, que necesitan un tiempo para asimilarlo, para darse cuenta del AMOR MATERNAL, y al mismo tiempo lidiar con los cambios hormonales que ocurren en su cuerpo. Es mucho.

Mi consejo para ellos: sed pacientes y apoyarlas en lo que sea, aunque parezca una locura. Y pedid ayuda también vosotros, no os quedéis con el daño dentro, que eso sólo da pie a conflictos y discusiones. Y nunca, nunca, NUNCA les digáis que estáis más cansados que ellas porque venís de trabajar y ellas han estado todo el día en casa sin hacer nada. Lo primero es que no es verdad: en casa con el bebé no paras, no tienes tiempo ni de ducharte, sobre todo al principio hasta que coges el ritmo. Y lo segundo, es que lo único que queda de la mujer que fue eres tú, no puedes ser fuente de hostilidad.

Mi consejo para ellas: dedicad aunque sea 5 minutos al día a decirles cuánto les queréis, hacedles formar parte de la nueva familia preguntándoles su opinión acerca de los asuntos relacionados con el bebé y las decisiones a tomar, incluidles en esos abrazos infinitos y esos momentos tan tiernos que surgen entre tú y el bebé, haz planes siempre contando con él… Y muy importante: estableced un momento para los dos, a solas; da lo mismo cuándo y cómo: un paseo, una cena, una noche… Para ello dependéis de la ayuda de la que dispongáis, así que cuando la gente se ofrezca, aceptad esa ayuda y transformadla en momentitos de estar a solas los dos.

Mi consejo para familiares y amigos: ofrecedles algo impagable: tiempo. Es normal que los papis, sobre todo si son primerizos, se resistan a separarse de su bebé; pero lo necesitan, por la salud de la pareja y por un momento de descanso. Así que ofreceos para cuidar del bebé, da igual durante cuánto tiempo: entre toma y toma, por la noche, media hora… Cualquier momento a solas es el mejor regalo que puedes darles.

suscribirse

14 comentarios en “El papi: gran olvidado”

  1. Pingback: Dí que SÍ... y haz lo que te dé la gana

  2. Me ha encantado tu post :D! Un amigo ya me advirtió el día de la boda que yo iba a ser transparente, que podía ir en vaqueros que todo el mundo se fijaría en la novia ;)… Y no fue tan exagerado, pero casi…

    Luego con la llegada del bebé supondría que sería peor, pero bueno tampoco ha sido para tanto ;), hace unos meses escribí una entrada de lo que no puedo sentir porque «Yo no soy mamá» pero como papá puedo sentir otras muchas cosas 😀

    1. Me alegro mucho de que te gustase mi post! Ánimo papás, no estáis solos!! Y por supuesto que hay otras muchas cosas que podéis aportar. Muchas gracias por comentar, papabichoraro!!

  3. Pingback: Maternidad: El papel del papá. | mirefugiovirtual

    1. madreyblogger

      Millones de gracias mirefugiodigital!! Me ha encantado tu entrada: súper completa!!

  4. Me ha encantado el post porque tienes toda la razón del mundo, son los gran olvidados. Mi marido con mi primer embarazo lo pasó fatal, no se lo esperaba tan pronto y tuvo un embarazo psicológico mucho peor que el mío 😉

    1. madreyblogger

      Es que pobres! También se les cambia la vida y parece que se da por hecho que saben cómo reaccionar!
      Muchas gracias por tu apoyo!

    1. madreyblogger

      Muchas gracias!
      Es reconfortante tener gente tan constante y que te anima a seguir creando posts!!

    1. madreyblogger

      Qué suerte tuviste! Normalmente se lo toman como si les hubiésemos desplazado… Si es que su papel es súper difícil!

  5. Me alegra leer post de este estilo, es muy muy importante el papel del papá en la llegada del bebé, necesitamos que estén ahi con nosotras aunque estemos «insoportables» 🙂

    1. madreyblogger

      Totalmente, amoresdemadre! Pero los pobres tienen que aguantar mucho sin recibir mucho a cambio… Es una época difícil, pero que se supera con confianza mutua y mucho amor!
      gracias por tu comentario

Deja un comentario