Dar el pecho NO DUELE

Dar el pecho NO duele | www.madreyblogger.com

Dar el pecho no duele.

Si notas algún tipo de dolor o molestia excesiva mientras el bebé come, si se te agrietan los pezones o te duelen mucho los pechos cuando el bebé no está comiendo, es que no estás colocando al bebé en la posición correcta. Contacta con el equipo de ayuda a la lactancia de tu hospital, visita http://www.laligadelaleche.es o acude a clases de apoyo a la lactancia. Incluso existen asesorías personalizadas de lactancia online, si no tienes posibilidad de desplazarte. Alguna heridita o grietita puede ser normal al principio, pero ni siquiera sangra ni duele, quizá sólo pica un poquito. No utilices pezoneras ni cosas artificiales, porque pueden interferir con la lactancia. Para curarla, lo mejor es, una vez que el bebé se separa del pecho, utilizar la propia babita del bebé o los restos de leche a modo de crema reparadora y secar un minutito al aire. Verás que, en seguida, tu piel vuelve a estar como nueva.

Los primeros días, el bebé sólo duerme y duerme y, de vez en cuando, despierta para comer. Ponle siempre al pecho, y utiliza el método de “hacerle comer” que he descrito en la entrada «lactancia a demanda de ambos» para que no se quede dormido. Después del famoso meconio (la primera deposición de lo que ha ingerido en el útero), suelen hacer caquita cada toma, así que el plan de los primeros días es darle de comer, sacarle el aire, cambiarle el pañal y ponerle a dormir. Aprovecha cualquier momento para dormir tú también. Si no es tu primer hijo, pide ayuda al papi o a otro familiar para que se lleven al mayor al parque y poder descansar de vez en cuando.

Dar el pecho no duele en www.madreyblogger.com

8 comentarios en “Dar el pecho NO DUELE”

  1. Pingback: Maleta para el hospital: los imprescindibles para mamá (y papá) | Madre y Blogger

  2. Pingback: Maleta para el hospital: ¡los imprescindibles para el bebé! ~ Madre y Blogger

    1. madreyblogger

      Lo más importante es quitarse los miedos! Y lo segundo es saber que dar el pecho no duele, y que si sientes dolor o molestias incómodas pidas ayuda a alguien experto en lactancia para que te enseñe a colocarte el bebé para que no te siga haciendo daño. ¡No debes sufrir en silencio!

Deja un comentario